Para cualquier duda existencial:

http://ask.fm/inesgomezduran

lunes, 7 de noviembre de 2011

Esa y Yo


Mamá siempre decía que existían dos tipos de chicas: Nosotras y "Esas".


Unas eran princesitas hipócritas, banales y fáciles y otras inteligentes, maduras y responsables. Unas tenían siempre un montón de novios guapos e increíbles, las otras se limitaban a enamorarse en silencio y a ver cómo el amor de su vida se iba con alguna de las primeras.
Unas eran más felices, otras no. Y siempre, decía Mamá, se sabía de sobra quiénes iban a serlo. Pero se equivocaba. Mucho.
Siempre creí que pertenecía al grupo de las Nosotras, al mejor, al más profundo, más selecto, el restringido a cualquier golfa superficial con sonrisita falsa.
Que Nosotras seríamos las que gobernaríamos el mundo.
Pero me equivocaba. Al igual que ella.
Porque nunca he sido un Nosotras...y por lo que se ve tú tampoco. En realidad no fuimos nada ¿no es cierto?

Nos explicaron que una forma de vivir estaba mejor que la otra. Entonces dime, Mamá, por qué no soy feliz. Por qué, a pesar de ser buena, inteligente y todos esos adjetivos tan guays que somos Nosotras, no me siento bien.
¿Acaso hay algo malo dentro de mí que me impida apreciar lo fantástico que es todo? O dime, mejor, por qué esas muñequitas anoréxicas y colocadas, a pesar de tener una vida supuestamente vacía y patética, sonríen con más sinceridad que yo.
¿Qué soy?
¿Quién soy?
Quién soy fuera de estas estúpidas reglas, de tantísimos calificativos, de las normas impuestas, de la falsa modestia...¿Qué? ¿Quién me conoce? ¿ Quién se puede fiar de mí?
Me encuentro perdida en mi propia isla. Me la he creado yo, para aislarme de este monstruito, que quizás se parece a mí. Que es una parte de mí. Esa parte que abofetearía a ese subnormal por ir jugando con la gente, esa parte que tendría la palabra adecuada para que ella dejase de llorar, esa parte que le hubiese besado cuando tuvo la oportunidad, esa parte que se levantaría y mandaría a la mierda a la otra. Soy esa parte.
Soy ambas partes, pero nunca me has dejado serlo.

5 comentarios:

  1. Mee encanta!!. Escribes hermoso. Me guusto muchisiimo. Y creo que hay que hacer las dos. Nosotras y esas. Es lo mejor <3<3

    ResponderEliminar
  2. Pfff... yo hace tiempo que ando con esa cuestion. Y la verdad esque yo ya me harté de ser "nosotras" y no lograr ser feliz, poco a poco me he ido convirtiendo en esas, aunque en el fondo siempre seré nosotras.
    Por lo tanto, ya tengo asumido que nunca seré realmente feliz... enfin, todo esto parece una autentica paranoya :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Querida Inés:
    Me encanta como escribes! Pero te voy a decir una cosa (moooi seria): espero que esta sea de las últimas (sino es la última) entrada que escribes refiriéndote a este tema. A lo mejor tú no lo sabes, pero yo si lo sé: eres la mejor, escribes genial, eres capaz de sacarle una sonrisa a cualquiera, inteligente, no estás vacia por dentro, eres sensible, mooooiii sersi y una larga lista de cualidades. Capichi? Ah por cierto, otra cosa buena (genial diría yo) que tienes es amigas que te quieren muuuuuuuuucho!
    Sigue asi! Molas cantidubi! Inés for president :D

    ResponderEliminar
  4. Triste pero cierto... El mundo es así de jodido. Tener valores, tener sensibilidad, tener ideales son puntos débiles. Yo creo que lo mejor es intentar cambiarlo, pero de puertas para fuera. La gente es insensible e interesada por lo general, no mirando más allá de su puñetero interés. Toda mi vida he intentado tener valores e ideas y cumplirlos, a pesar de que eso me pudiera perjudicar, pero ¿quiénes somos si tiramos nuestras creencias e ideales? No creo que haya que convertirse en Esas (en mi caso Esos) y espero no hacerlo jamás. Sé que me iría muchísimo mejor convirtiéndome en algo así. De todos modos, lo que sí que creo que hay que dar es una imagen de fuerza e infundir respeto dando imagen de Esos (aunque sin que eso suponga hacer mal a nadie por supuesto), aunque por dentro siempre seré Nosotros y el día que eso cambie, espero largarme de este mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo único que me ha enseñado la vida hasta ahora es que la gente vale por su originalidad, por sus ideas y por su personalidad. Y aunque la mayoría de las veces no se nos valore, creo que en el fondo sabemos que valemos más que ¨"Esos" y "Esas". Yo aún tengo la esperanza de que ocurra algo que me haga darme cuenta de que llevo razón xD jajajaja

      Eliminar